En la Aldea de los Sueños












En la Aldea de los Sueños

Pronto volveré,
Solo tengo que arribar,
A la tierra mística iré,
Por un barco en altamar.

Brillantes estrellas,
Comían luz en mi estela,
Conociendo mis miedos,
Olvídate de estos.

La luz me despertó,
Como blancas perlas del mar,
De infinitos colores,
Arrullándome con sus olores

La etapa otoñal me abrazó,
Escuchando mis plegarias… dándoles razón.

En los viejos robles,
En los jóvenes cielos,
En los tortuosos celos,
En el perdón de los nobles.

Me dieron a mi vida,
Me dieron a mi amor.

Sin que me fijara en su belleza.

En sus cabellos como hojas,
En sus brazos como ramas,
Sus ojos, su destello,
Sus piernas, sus raíces,
Su corazón noble, sincero
Acreedor del mágico empeño.

El viento del otoño,
Me dio este retoño,
Es mi amada,
Mi compañera, mi sueño, mi respiración alada.

Juntos en el mágico paraje,
Cuando las flores cantaban…
Cuando los arboles soñaban…
Cuando el frio los acechaba…
Y cuando su corazón ardía, no menguaba…

Fantásticos seres al encuentro,
Testigos de mi enamoramiento.

Frente a frente la besé,
Ella con sus fuertes ramas me abrazo,
Nuestras mentes ardieron,
Nuestras almas cedieron.

Mi beso fue eterno,
La fiesta apago el infierno.

Elfos danzando,
Gigantes cantando,
Música de otoño,
Romántico deseo,
Infinita plenitud…
Ya no es un sueño.

Sellando nuestro amor,
En este lago, en este calor,
Aves posándose en ti,
Elfos llorando por mí.

Brillo de luna,
Nos dijo hijos. Nos advirtió,
Del amor eterno,
De la inmortalidad de los sentimientos.

Ella nos casó,
Y el viento nocturno,
Envolvió tu aspecto oculto,
De hojas te llenaste,
Belleza irradiaste.

Surgió un esplendor,
Pero no fue tu brillo interior.

¡Se quema el bosque!

Murieron familiares,
No cantaron los arboles,
El lago se secó,
La luna se apagó.

Noche de horror,
Por la fuerza de ese Dragón.

Volveré mi amor,
Defenderé nuestra tierra,
Aunque tú no quieras,
Allá en altamar,
Que en esta nave me he de embarcar.

Donde fuerzas místicas hay,
Donde muerte seguro he de encontrar.

Tus lágrimas me dan valentía,
Si he de morir…
No olvides nuestros cantos,
Que con soñar… volveré a tus encantos.

0 comentarios:

Publicar un comentario en la entrada